Recíbelo por mail

viernes, 8 de septiembre de 2017

La previa del 1-O

Me han pedido que de mi maravillosa e iluminada visión sobre los días previos a la votación (o no) del 1-O. Voy.


Para empezar: estaba de vacaciones con mis churumbeles en Lisboa y lo he seguido de lejos. Hoy en día es difícil ponerse al día con los periódicos porque están totalmente polarizados: o independentistas o unionistas entre los que se encuentran muchos de los editados en Catalunya como La Vanguardia (que ya utiliza el mismo lenguaje que El Mundo rollo "deriva independentista") o El Periódico que se ha vendido de forma definitiva tras los atentados. 

Así que he seguido las noticias por los diarios y por las redes sociales pero de aquella manera. 

Al lío: el Govern está haciendo para lo que se le votó y por  lo que tiene mayoría absoluta. Sé que suena innovador y hasta revolucionario pero no hacen nada que no fuera su principal (¿única?) promesa electoral. Que aprendan los del PP. 


Lo harán mejor o no,  arriesgando más o menos (capital), con aciertos y errores. Pero era su promesa y la están llevando a cabo. 

Quizás el gesto más feo ha sido el de retirar unas banderas españolas del Parlament porque a una parlamentaria le molesta (¿y?) Pero vaya por Dios, no era independentista, era de Podem y las retiraba porque su bandera era la republicana (no la "estelada") Evidentemente se ha utilizado como odio hacia España por parte del independentismo cuando era otra cosa. Lo normal.  

El gobierno del PP está sacando toda la artillería legal a su alcance (lógico) sobre todo si tenemos en cuenta que ya había desempolvado hace meses toda la artillería no legal en forma de guerra sucia. Ya sabes, aquello de las cloacas del estado.  

Nos queda la duda de saber si sacará toda la artillería en sentido estricto. Ya sabéis, cañones, tanques y esa cosas que siempre hemos dicho que no veríamos pero... empiezo a dudarlo. 

Toda la artillería es mucho decir en España, país en el que la separación de poderes brilla por su ausencia: o sea que el TC, el Fiscal General del Estado bla, bla, bla son el mismísimo Rajoy. 

Si España fuera un estado modélico todo lo que hace sonaría bien: pedir un respeto por la legalidad, no gastar dinero público en cosas no necesarias, no desobedecer a los tribunales... pero es que hablamos de la España que hablamos, la del 2017, donde el partido que la gobierna que es el PP y donde se pasan la legalidad por el forro de sus caprichos día sí y día también. 

El espectáculo de abandonar el Parlament está muy bien, queda muy sentido, pero es una pena que sea el único tema que les indigne. PP y Ciudadanos, PSC y el batiburrillo de Los comunes-Podem no vibran con ninguno de los trescientos escándalos que afectan a España, su país. Naderías que cuestan miles de millones, no los 5 que le reclaman a Mas por el 9-N. 

Uno entiende que las cloacas del estado las compran porque no dicen nada. Por ejemplo. O que nadie ve ningún motivo para una moción de censura al PP que está en juicios por corrupción un día sí y otro también y que utiliza de forma descarada las estructuras del estado con fines políticos.

Lo que está pasando en el Parlament es muy triste, poco edificante. Claro. Pero, ¿hay otra opción? Con la independencia de Catalunya, para no perder la visión de conjunto hay que preguntarse siempre: ¿cuál es la alternativa? ¿ Cuál es la tercera vía?

La alternativa es la España del PP (si hubiera estado el PSOE sería lo mismo no nos engañamos) centralista, que solo entiende la sensibilidad castellana y que en 6 años no ha sido capaz de ofrecer nada diferente a una "promesa de diálogo".  Seis años para prometerte que se pueden sentar contigo a hablar (guau!!!) aunque diciendo que hay unas líneas rojas que no es que no se toquen , es que uno no se puede ni acercar, y  que son, para la mayoría de los catalanes, inasumibles. 

Respecto al Referéndum que han expresado la mayoría de catalanes que querrían que se hiciera negociado con el estado no hay (tampoco) tercera vía. No se hace y punto. 

Así que estamos en el único escenario posible a estas alturas: el gobierno de Rajoy haciendo todo lo posible e imposible para acojonar a los políticos y funcionarios para que no se vote y al Govern pasándose la legalidad española por el forro de sus caprichos. 

Como no puede ser de otra manera esto deriva en un vodevil parlamentario en el que se gritan, se indignan, se insultan, se desprecian.. y luego quedan para tomar café. 



¿Qué pienso de toda esta tragicomedia? Que no me interesa. 

A mi me interesa votar, expresarme democráticamente el día 1-O y ver que hace el Estado Español con la decisión del pueblo catalán o "tirar pel dret". Ya queda menos.  

viernes, 1 de septiembre de 2017

Lo que va de Hipercor a Les Rambles

Después de que la portada del periódico culpara directamente a los Mossos de los atentados en Barcelona hemos asistido a una pelea para saber si la primicia es absolutamente falsa o si tiene algún viso de realidad. Y esto nos ha conseguido apartar de la cuestión principal: ¿importa? 


Yo me quedo con que hubo un aviso de que existía la posibilidad de que hubiera un atentado en la Sagrada Familia como muchos que reciben. Tanto la policía catalana como española no le dieron credibilidad. Punto. 

Dos cosas más al respecto: las Ramblas fue una segunda opción tras la explosión de Alcanar y no hace falfa ser muy listo para saber que Les Rambles, la Sagrada Familia, Camp Nou y la zona de playa son los lugares "peligrosos". El atentado no fue en Hospitalet y teníamos un aviso al respecto. 

Pero vamos al tema del post: ¿¿¿IMPORTA??? 

Retrocedemos en el tiempo. Hace poco se celebró el macabro trigésimo aniversario del atentado de ETA en Hipercor, uno de los que dejó más muertos (21) y que hizo que la poca opinión pública que tenía una actitud tibia con ETA cambiara de parecer. 

En alguna discusión sobre terrorismo dije que aquel atentado fue, en parte, fruto de la mala suerte porque ETA aviso telefónicamente de que había una bomba en el párking de Hipercor.

Esta simple frase refiriéndome a que el "modus operandi" de ETA nunca había sido una matanza semejante de civiles expresada el día de los atentados yihadistas de Madrid me valió más de una reprimenda. Los culpables son siempre los terroristas. Y llevaban razón.

La Guardia Civil no le dio valor y consideró que era una "falsa alarma" y desgraciadamente no lo es.

Me resulta absolutamente inimaginable que el día (o la semana) después de los atentados de Hipercor la portada de ningún periódico de la tendencia que fuera titulara "La guardia civil desoyó una amenaza de bomba antes de la masacre de Hipercor"



Impensable. Totalmente.

Pero esto ha cambiado mucho. El nivel de mala leche y de perversión periodística de la mayoría de prensa española (unionista) es repugante.

La portada de El Periódico no solo es mentira: es ruin, de una bajeza moral que solo se entiende de una forma, el odio a "los otros". Todos los muertos en atentados son culpa de los terroristas menos si es en Catalunya que es culpa de los Mossos. Asqueroso.




domingo, 27 de agosto de 2017

Manifestaciones, terrorismo, respeto a las víctimas y unicornios rosas

Ayer no fui a la manifestación de Barcelona. Decidí quedarme en casa porque era muy previsible que pasara lo que pasó. Si a alguien le sorprendió es que no conoce Catalunya y como están las cosas hoy en día. 



Para empezar: creo que las manifestaciones como las de ayer sirven  de muy poco: para que que los ciudadanos se feliciten entre ellos por ser muy solidarios, para que las víctimas se sientan un poco más arropadas (si no lo han estado con los millones de manifestaciones en redes sociales de esta semana previa) y para que los políticos se hagan la foto. 

Breve repaso. 

El jueves tenemos el atentado en Barcelona y no tarda ni 24 horas en "politizarse". Desde España. La actuación de Mossos, de Colau, de Puigdemont y de la prensa y ciudadanía catalana es absolutamente ejemplar. 

En pocas horas empezamos a sufrir esta politización en forma de vinculación de la forma mas diversa entre independentismo y islamismo radical, sea creando una esquizofrénica relación causa-efecto, sea aprovechando cualquier información tendenciosa o directamente falsa como lo de que Puigdemont dijo a las pocas horas que seguía la "hoja de ruta". La forma iba desde chistes repugnantes (como el del rastrero Peridis), a editoriales o artículos de opinión de los principales periódicos (El País y El Mundo a la cabeza) hasta ataques catalanofóbicos por hablar en catalán en las redes sociales. 

Uno puede decir que a los políticos españoles no se les puede vincular con lo que dicen los medios de comunicación. Ok. Pero eso ya es empezar a creer en los unicornios. Los medios de comunicación están al servicio del poder en España de forma descarada. Son la voz de su amo. 

En resumen que el unionismo politiza desde el segundo cero. Sin rubor. Indiscutible. 

En los siguientes días devoro información: veo principalmente TV3 (no recuerdo una sola frase que fuera censurable), oigo las declaraciones de los políticos (autonómicos y nacionales), leo en la web gran parte de los periódicos y vivo conectado a twitter. 

Mi sensación y la de muchos es que estamos en otro país. Este comentario se hace en twitter repetidamente y podría ser el inicio de la politización por nuestra parte. Ok. 

Pero es que no reconozco como propios a Zoido, a Rajoy, al Rey, que tardan una barbaridad en acudir a Barcelona y cuando hablan no tienen nada que decir que no sea "acabaremos con los malos". No aportan nada. O peor aún, nos empiezan a vacilar: los Teddax de la Guardia Civil diciéndole a los de los Mossos que ellos lo hubieran hecho mejor (menudos compañeros), echándole en cara a Colau que no hubiera bolardos en las Ramblas (para el día después ponerlos en media Madrid porque tampoco los había) 

Sí, todos muy apenados por las víctimas pero con el ventilador que esparce mierda en modo "on". A todo trapo. 

Evidentemente en un colectivo tan heterogéneo como el independentismo no todo el mundo ha estado a la altura: la CUP demuestra lo que son, gente de miras bastante estrechas que tendremos que controlar muy de cerca si algún día llegamos a ser independientes, y algún que otro comentario que nos podíamos haber ahorrado. No somos perfectos. Ni de chiste. Pero la equidistancia, el decir seis de uno y media docena del otro no sirve. 

Y  llega el día de la manifestación en el que se presentan con la idea de ponerse delante. Personas que muchos no reconocemos como propias. 

Empecemos por el presidente del Estado Español: el Sr Mariano Rajoy se ve en Catalunya como un bulto sospechoso, como un enemigo, como el que no ha dimitido por "las cloacas del Estado", es que ni le consta, el máximo responsable de que muchos no veamos ni de lejos la más mínima posibilidad de entendernos con el gobierno central. El que la última vez que vino prometió que su gobierno iba a invertir de verdad en obra pública en Catalunya y diez días después presentó unos presupuestos donde no había ni sombra de lo prometido: vamos, que mintió. 

Sigamos con el Rey Felipe VI, un rey bajo sospecha de una institución bajo sospecha, que no quiso recibir a la presidenta del Parlament cuando Junts Pel Sí ganó las elecciones (no le gustó el resultado, viva la democracia) y que viene, tarde, muy tarde, solo para hacerse las fotos con los niños enfermos  (también tiene con jeques de más que dudosa reputación) y encabezar la manifestación. Un Rey que sabe que si en Catalunya se pudiera votar sobre su continuidad tendría un NO catedralicio. 

Podríamos hacer una lista: el 90% de los políticos que desembarcaron  en Barcelona para ponerse al frente de la manifestación no son queridos por la población por decirlo de forma políticamente correcta.


Los ciudadanos no queremos que vengan a las "manis". Si tanto aman a Catalunya que lo demuestren con actos. La perspectiva está clara y llevamos interiorizándola: esta gente no nos quiere. Sin más. Y el desafecto es mutuo. 

Así que el desembarco de estas fuerzas políticas del Estado Español era normal que no se viera con buenos ojos: mucha gente estaba muy calentita después de la semana que llevábamos de leer tonterías y de tragarnos muchos sapos. 

Pero volvamos a ese mundo ideal de Unicornios rosas en los que todos nos olvidamos por dos horas de las afrentas: los independentistas guardan sus esteladas y van a la mani. 

¿Cuál hubiera sido el resultado? Una foto con el Rey, con Rajoy y con Soraya con banderas españolas de fondo. Una foto perfecta pre 1-O, la de la Unidad de España por los atentados en Barcelona. Porque banderas españolas habían y se repartían. Esta foto parece un fake por sorprendente pero al parecer es de ayer.. 


Así que no fui porque me parece todo una gran bazofia pero culpar al independentismo de politizar los atentados me parece de una desfachatez repugnante, una posverdad como la copa de un pino. 

Dijo Serrat aquello de que "nunca es triste la verdad lo que no tiene es remedio" y la manifestación de ayer solo evidencia que votemos o no el 1-O, nos independicemos o no, el abismo entre Catalunya y España aumenta. 



martes, 22 de agosto de 2017

Todos somos Trapero (bueno, pues molt bé, pues adiós)

Trapero somos todos: el gesto del "Major Trapero" con el periodista de marras que protestaba porque respondía en catalán a una pregunta en catalán (?) indica muy bien el hartazgo que tenemos la mayoría de catalanes (no haré como Rajoy y diré todos los catalanes de bien) con el temita.


Trapero ha aguantado una presión doble: la derivada de su función que ya de por sí era enorme y la que nos podíamos haber ahorrado, la que ha venido de "esa España" que no tolera mas que un idioma, el castellano, el español. 

Digo "esa España" porque me consta que hay "otra España" con la que nos entenderíamos la mayoría de catalanes. 

Pero a esa "otra España" se le ha pedido muchas veces que se manifieste, que encierre a los doberman, a los fanáticos, a los que creen en una España con solo un idioma, solo una bandera y solo una ciudad importante. 

Esa "otra España", la de la tercera vía sigue callada: cuando Ramos hace lo que hizo con Piqué, despreciar el idioma, cuando el periodista se va porque "lo hacían primero en catalán":  no únicamente, si no primero.... Serían los primeros que les afeen su actitud. Y, en general, no lo hacen. 

Esa "otra España" que nos entiende son mis padrinos de Cuenca, gente magnifica, que me dirían "si llevas razón Fernando, pero hemos de entendernos", pero esa otra España no tiene voz política más allá de un susurro de Podemos: han de votar obligatoriamente A los partidos políticos que representan a la "España rancia", la del PSOE, PP-Cs etc... 

Pasear por twitter te muestra mucho fascista de los que prohibirían el catalán pero también buenas personas con el humor de el Jueves y muchas cuentas anónimas de aliados. 

Así que hemos perdido la paciencia de esperar que España se arregle y hemos decidido lo que bien dijo Trapero "bueno, pues molt bé pues adiós" en un catalán xarna alejado del "català de  pagés" que, al parecer, hablaban los terroristas. 


Y su frase dicha al reportero Español, muy Español, tan Español que no soporta lo que no es exclusivamente Español escenifica lo que queremos que pase el 1-O. Como a España no le vemos ningún tipo de arreglo y su forma de mirarnos es colonialista muchos iremos a decir "bueno, pues molt bé, pues adios"

Y a muchos a veces nos da hasta un poco de pena porque España esta llena de gente con la que nos entenderíamos, como mis padrinos. 


Pd: Trapero representa a los Mossos, un cuerpo del que en ocasiones nos habíamos sentido bastante distantes pero que con su actuación nos ha ganado, más allá de los errores que todos cometemos. Gracias y felicidades.  





sábado, 19 de agosto de 2017

Les Rambles (you´re missing)

Han pasado 24 horas desde que mi Barcelona se ha añadido tristemente a las ciudades con atentado terrorista en una macabra forma de ponernos en la primera división de las ciudades europeas. 


En este largo día uno puede reposar sus emociones, hablar con los suyos (familia, amigos, compañeros) y leer mucho en prensa y redes sociales. Hasta ver la tele. 


Me cuesta escribir un post sobre una tragedia como ésta: soy de los que están incómodos en los funerales, de los que creen que cualquier frase de pésame sobra, que lo mejor es dar un abrazo y hacer esa especia de mueca-sonrisa-triste-y-forzada con la que voy a todos los tanatorios. 

El sonido de una ambulancia es para mi como el rumor del mar para un marinero o el ruido de la tiza para un profesor, parte de mi vida: tan acostumbrado estás que ni los oyes. Pero hoy algo ha cambiado, en el hospital todos dábamos un respingo cuando oíamos una sirena y la duda llegaba a nuestra mente. ¿Habrá pasado algo más? 

Al salir del trabajo la calle me ha parecido especialmente vacía, la inexistencia del tráfico me ha resultado irreal. Seguro que todo es una percepción, que nada es diferente a otro 17 de agosto, que no hay más furgonetas blancas que hace una semana, pero los humanos no dejamos de ser un manojo de sentimientos y de forma extrañas de procesar lo que vivimos. 

Mi querido Bruce compuso su último gran álbum después del 11-S: "The Rising" Un espectacular trabajo en el que mezcla todas las sensaciones que se tienen después de una barbarie sin sentido. Mi canción favorita es "You´re missing" donde nos cuenta, con ese toque de cotidianidad que domina como nadie, que aunque todo está en su lugar todo ha cambiado, algo se ha roto, nada volverá a ser lo mismo. "Shirts in the closet, shoes in the hall, mama´s in the kitchen, baby and all. Eveything is everything, but you´re missing"

Si tenéis dos minutos, "gallina de piel" 



Mi faceta antiCoelho me lleva a no creerme esas frases de que "todo pasa por algo" y que "hay que sacar el lado bueno de  las cosas". Me parecería patético (me lo parece) que necesitemos una desgracia de semejante calibre para descubrir que la policía (Mossos) están aquí para servirnos, que los médicos son personas que se vuelcan para ayudar a los demás, que la solidaridad de la población está fuera de toda duda o que en TV3 cuando se ponen el traje de periodistas serios lo bordan. 

Nada nuevo pero no esta de más el reconocimiento. 

Me parece difícil sacarle el lado positivo a esta masacre. Ha sido una más, una minucia comparada con la del 11-S o muy parecida a todas estas por la que ya pusimos un "Pray for Paris" en nuestro facebook desencadenando la guerra filosófica de "y los muertos de Siria qué". Pero ha sido nuestra masacre. 

Porque ha sido en mis Rambles, empezando delante de la "Font de Canaletes" donde hemos celebrado tantos títulos del Barça, siguiendo por esa calzada central por donde mi madre me obligaba a pasear las mañanas de domingo, por donde bajábamos borrachos los viernes para llegar al Karma a tomar algo o por donde caminaba con 14 años para intentar vender sellos, sin éxito, en la Plaça Reial, para acabar delante del Liceu que todos los barceloneses consideramos uno de nuestros iconos aunque no hayamos entrado más que un par de veces. 

Esas Rambles que poco a poco han dejado de ser absolutamente nuestras para compartirlas con los turistas, amados y odiados a partes iguales.

En un post a raíz de los atentados de París hablaba de que no todos los muertos son iguales. 


Los muertos del día 17 son, evidentemente, más míos que los de París e infinitamente más míos que los de otros lugares del mundo que no sé ni colocar en el mapa. Posiblemente queda mal decirlo pero es así y todos lo sabemos. 

En instagram Ana Blasfuemia lo explica de forma impecable aunque no me gusta lo de muertos de primera, de segunda y de tercera. 


Los han matado en mi casa, en mis Rambles: delante de mis narices. 

La sensación de pérdida, de robo, de tragedia podía haber sido peor: ya han pasado más de 24 horas y parece que no nos pasará como en el 11-S o el 11-M en que todo el mundo o conocía a un afectado o a un conocido de un afectado. Podía haber sido uno "de los míos",  de mi círculo más íntimo, pero no lo ha sido. 

Y eso hace que la indignación persista pero el dolor no sea el mismo. Un triste consuelo. 

Este 17 de agosto nos deja muchas enseñanzas amargas, secuelas de personas que traspasan todos los límites decentes y en los que ves que sus fantasmas, sus miedos, sus obsesiones pueden más que su humanidad (si la tienen que debe estar muy escondida)

Los enemigos del independentismo han visto una forma de meter su monotema: desde la provocación light del unionista que cuelga una bandera de España con un crespón y Barcelona escrito para ver si alguien pica y puede sacar a pasear su discurso unionista a la página españolista "Dolça Catalunya" que habla del apoyo a España y ni menciona a Barcelona, diciendo que pusieron en edificios los colores de "la senyera de tots" que es la bandera española. Les importa más seguir haciendo política que los muertos.  


La cantidad de tuits catalanofóbicos quejándose de que los Mossos tuitearan solo en catalán cuando lo hacían en catalán, castellano e inglés, los de varios cretinos más preocupados porque la rueda de prensa del Puigdemont o el cap dels Mossos fuera en catalán que por lo que había pasado... 

Los brotes islamofóbicos de siempre, sin entender que el mayor número de asesinados por el yihadismo son musulmanes, las comparaciones con la turismofobia entre la CUP-Arran con el atentado de ayer como si fuera para disminuir la presión turística, la CUP vomitando que "es un terrorismo fascista fruto del capitalismo"... 

Podríamos pensar que esto es el mundo de twitter, pero los periódicos (El Periódico, El País y El Mundo a la cabeza) han demostrado no estar a la altura con fotos de cadáveres en primera página, con artículos culpando al independentismo (Lluís Basset a la cabeza con un artículo repugnante) 


Lo de las fotos merece capítulo aparte: la foto del niño sirio muerto en la playa sirvió para concienciarnos del horror que sucede en esa zona mientras estábamos cómodamente sentados en el sofá, mientras las de las Ramblas son morbo puro y duro que, como mucho, sirven para hacer el juego a los asesinos y aumentar el terror. Y si creen que se han de publicar, páginas interiores. Esta es una foto sencilla, no macabra con la que uno se hace una idea de la tragedia. 



Ayer fue un día muy duro, en que no te apetecía salir a cenar, en el que solo tenías ganas de meterte en la cama y pensar que mañana sería un día mejor, que igual todo habría sido una pesadilla, en el que te daba igual si se fichaba a Dembélé o a Coutinho, en el que poner cualquier comentario que no fuera sobre el atentado en las redes sociales te parecía de mal gusto. 

Tiempo habrá para repasar en qué falló la lucha antiterrorista, en echar las culpas a unos o a otros si hay-hubo descoordinación entre fuerzas de seguridad, en plantearse si hay que poner más bolardos, si la política de acogida a inmigrantes es la correcta, en volver a pelearnos dialécticamente sobre si podemos votar el 1 de octubre o no.

Ayer simplemente hicimos nuestra vida, fuimos a trabajar o seguimos con nuestras vacaciones y todo estaba en su sitio, todo era como siempre, pero algo había cambiado en nuestra percepción de ver las cosas, teñida de ese punto de desesperanza que te hace estar un poco perdido. 



 




miércoles, 9 de agosto de 2017

Juana Rivas o la exclusividad de la maldad en el género masculino.

El caso Juana Rivas (esa mujer víctima de la violencia de género que huye con sus hijos) sigue adelante. 

Hace años que la sutileza en las declaraciones brilla por su ausencia. Tanto los medios como los políticos realizan las declaraciones pensando en lo que quieren oir sus seguidores o sus votantes. Rajoy y Colau destacan en este caso. 

Poco a poco y de forma inexorable, a base de post, de blogs, de machaqueo constante, de autorefuerzo por parte femenina y de peloteo por parte masculina hace fortuna la idea que las mujeres "son mejores". No en general. Siempre. 

Esto que debería ser solo la base del feminazismo es también la base del nuevo feminismo tal y como se nos quiere vender. 

"Las mujeres somos mejores" 

Y el feminismo se basa en lo contrario, en que hombre y mujer son iguales. A lo que dice que el hombre es mejor se le llama machismo y al que dice que el ser superior es la mujer se le llama, a forma de una mejor nomenclatura, feminazismo. 

El caso de Juana Rivas es uno más en el que la mujer es la buena y el hombre el malo. No hay discusión. 

Da igual lo que digan los que han estudiado el caso que son los jueces. El juicio popular lo gana ella por ser ella. O sea por ser mujer. 

A día de hoy esta señora sigue acumulando problemas con la justicia pero que nadie se preocupe porque a la hora de la verdad si tiene sentencias condenatorias ya le llegará por parte del gobierno el indulto. Porque ser o haber sido mujer maltratada te da inmunidad para pasarte la ley por el forro de tus caprichos, igual que estar condenado por violencia de género en 2006 o 1920 te condena a no tener ningún derecho en lo que te queda de vida. 

Ellla es buena. Él es malo. 

Las mujeres no ponen denuncias falsas. Las mujeres no se aprovecharán de las ventajas, cada día más, de denunciar a sus ex parejas por violencia de género. 
Son todas buenas por ser mujeres. 

Las denuncias por violencia de género al parecer se dividen en las que se puede demostrar que hay delito y en las que lo hay pero no se puede demostrar. No hay jamás falsas. 

Las sentencias sobre custodias y violencia de género se dividen entre las justas y las que no dan la razón a la mujer (injustas) 

Porque, descubrimento de la última década, TODAS las mujeres son buenas y todos los hombres son malos. La palabra de una mujer es mucho mas valiosa que la de un hombre. 

Así que nadie se preocupe que Juana lleva razón. Y si no la lleva se le da por ser mujer. 

Pd para lerdos y lerdas que no saben leer: este post no justifica la violencia de género simplemente reclama la igualdad de hombres y mujeres y de padres y madres ante la ley. 



sábado, 5 de agosto de 2017

Arran y el turismo

Desde que empezó "el procés" se ha tenido un cuidado exquisito en cuidar las formas y alejar cualquier atisbo de violencia. Se consiguió hasta que llegó Arran con sus gamberradas.

Desconozco quienes forman Arran más allá de que son "una organización juvenil vinculada a la CUP" Mas o menos cuentan con unos 700-1000 inscritos, tirando largo. Por tanto tienen un representatividad muy pero que muy escasa 

Mi forma de pensar tiene muy poco que ver con la izquierda anticapitalista pero cada uno es libre de opinar como quiera y votar cada x tiempo a quien le plazca. Ellos tienen a sus mayores en todas las instituciones catalanas. 

Y eso es lo que estamos reclamando en Catalunya desde hace tiempo: decidir entre todos si queremos dar fin a nuestra vinculación con España. Votar. 

Pero su actitud es absolutamente totalitaria, se supone que justo lo que combaten. Lo que no me gusta a mi es malo y por eso hago las acciones vandálicas que me salen de las narices. Y a callar. 

Su dialéctica es tan absurda como que para ellos el turismo es violencia (sic) y que por tanto están legitimados para emprender las acciones (así llaman a las gamberradas) que crean oportunas. 

A mi que me pone nervioso el "des-pa-si-to" podría destrozarle el aparato de música al vecino? 

Si me parece que es una provocación que alguien se pasee por las Ramblas con una camiseta del Real Madrid le puedo tirar pintura encima? 

Podría estar hablando todo el día de cosas que me cabrean. Pero me aguanto porque lo que a mi me parece mal guato musical o futbolístico es solamente eso, una opinión personal. 

Y sí, podemos hablar durante días de como hacer que el turismo sea sostenible, que no expulse a los barceloneses de Barcelona pero sin cargarnos la primera industria del país. Supongo que a ellos como son anticapitalistas esto del PIB les resbala.

Pero hablar. No pinchar ruedas. 

Por último me preocupa que alguna persona de mi entorno lo ven casi con cariño... yo quiero una República Catalana para que sea mejor que la Monarquía Española, no para cambiar un trozo de tela en los balcones.

Y Arran, así, no ayuda. 

Pd: tengo a 50 metros de mi casa un centro okupa de Arran y su entorno. Hasta ahora han sido muy civilizados. Pena que lo empiecen a estropear.