Recíbelo por mail

jueves, 27 de noviembre de 2014

Ana Mato y Rajoy. Ineptitud o corrupción. ¿Realmente importa?


La verdad es que el post de hoy lo escribo rápido y con cierta desgana. Hartazgo, asco, nauseas, indignación, pasotismo, cinismo, incredulidad, ira y 800 adjetivos más son los que voy alternando ante tanto caso de corrupción. 

Hoy Rajoy se presenta en el Parlamento cuando acaba de dimitir la Sra. Mato, una persona para la que "lo mejor del día era ver como visten a sus hijos (sic)" y que ha resistido como una jabata porque a la pobre la engañó su marido. Ella no entendía de donde salían los coches de lujo. Igual los regalaban!!!


Creo que en España deberían dimitir el 99% de los políticos y dejar la profesión el 99% de los periodistas.  Hoy me centro en los políticos, los periodistas ya recibieron en otro post "El periodismo: otro cáncer de Españistán" Por mirar hacia otro lado. 

Es que la cosa es muy sencilla y me da absolutamente igual lo que diga el Juez Ruz (terminología legal que el pueblo no entendemos, recordemos que al bueno de Al Capone lo metieron en la cárcel por un problemilla con Hacienda). Ana Mato, Rajoy y todo la plana mayor deberían dimitir por:  
  • a) corruptos 
  • b) ineptos 
  • c) todas la anteriores. 

Si Mato sabía los negocios de su marido malo pero si lo desconocía no podemos esperar que alguien que no sabe ni lo que sucede  en su casa pueda ayudar a gobernar un país. Lo mismo aplica para el Sr. Presidente. Si no sabes lo que pasa ni en tu propio partido (contabilidad B, sobresueldos, tarjetas opacas) no puedes dirigir un país. Y lo demás son adornos. 

Y el vencedor político del día es... PODEMOS!!!!!! sin hacer nada... Otra vez. 

PD: el próximo post ni de fútbol ni de política... prometido. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario