Recíbelo por mail

jueves, 12 de marzo de 2015

Están tocando nuestra canción.

No soy de los que creen que cada relación tiene una canción "fetiche" a la que queda asociada. Unas parejas, vete a saber por qué, aparecen en tu cabeza junta a una sola melodía, otras, entre tres baladas y dos rocks, y las menos, como mínimo en mi caso, en medio de un silencio absoluto.


Supongo que depende de la duración y la intensidad de la relación, a más romántica y tormentosa más canciones habrá para recordar, aunque haya parejas más musicales que otras.

La importancia de la música en una relación es variable, especialmente en los inicios. A veces el tema de la música ni surge mientras en otros casos os sentáis al lado del ordenador y por turnos os vais poniendo las canciones que significan algo para el otro, las que os traen recuerdos o las que os vuelven loco, aunque veas repetidamente que el otro pone cara de póker.

"Esta canción es parte de mí, así que si quieres formar parte de mi vida ya la estás apreciando" piensas...

Echando la vista atrás no recuerdo ninguna que me uniera especialmente a mi ex mujer, posiblemente porque a ella le gustaba Depeche (¿en serio se puede hacer un concierto de música "moderna" sin una guitarra?) y a mi Bruce. Soy incapaz de nombrar una, ni aunque sea para salir del paso.

Pero de mis parejas post divorcio sí que tengo, excepto de una.

Desde canciones que compartíamos de manera forzada  para que fuera "nuestra canción" porque si no teníamos la sensación  de que nos faltaba algo (cuanto daño ha hecho Hollywood!), a melodías que oías en el coche y, de repente, te dabas cuanta de que era perfecta, de que hablaba claramente de nosotros. O canciones que le enviabas por mail (link) y cuando te preguntaban - "¿habla de mí?" - no sabías que decir pensando que te caería bronca si contestabas afirmativamente.

Y otras veces simplemente no las hemos encontrado o ni tan siquiera  las hemos buscado. Nos dedicábamos a  matar el tiempo haciendo otras cosas que tampoco está tan mal...

Algunas de estas canciones son  magníficas obras de arte y otras tienen más valor sentimental que musical. Unas eran mucho más "mías" que "nuestras"y otras mucho más suyas que nuestras, pero todas me recuerdan a esa persona especial y eso no tiene precio.

No os imaginéis que entrábamos en éxtasis cada vez que oíamos nuestra canción y nos poníamos a bailar en medio de una pizzeria o una iglesia. Simplemente se acompañaban de una sonrisa cómplice sabiendo que era algo nuestro. Es suficiente. 

Una categoría aparte sería las de "lo que pudo haber sido y no fue" que van asociadas a una no-pareja, a una chica con la que no intimamos lo que hubiéramos querido. También tienen su canción, en este caso ligado al desamor.

Relaciones cortas, largas y no-relaciones, todas pueden tener su canción. Añadiré una que un amigo "chico" reconocerá como nuestra (y no seáis malpensados) y que evoca a dos adolescentes sentados en mi casa oyéndola una y otra vez, rebobinando la cinta de casette. 

Aquí os dejo algunas. Los que me conocéis más podéis jugar a relacionarlas con "ellas". Para que sea mas difícil no las ordeno cronológicamente ;) 

En muchas he puesto dos versiones porque circulando por youtube he encontrado otras formas de enfocar o interpretar la canción que me han parecido al menos curiosas.

Me encantaría conocer las vuestras!!


El gran Clapton y "Wonderful tonight"




"Romeo and Juliet" (lo siento por los puristas, pero es en versión The Killers)




Los Ronaldos, "No puedo vivir sin ti"



"Crime", versión "colocada" de la cantautora española de nombre más impronunciable... Najwa. 




Los dos "Drive all night", en su versión masculina y femenina.

"Bruuuuuuce"



y Joss Stone.




otra de Bruce... "I´m going down"



y con una versión rara que he encontrado... "Dessa" 




y por último, los dos "Fell in love with a girl (boy)"

The White Stripes


Joss Stone


Bonnus track 2016
Tom Waits
"I hope  I don´t fall in love with you"



No hay comentarios:

Publicar un comentario