Recíbelo por mail

sábado, 10 de octubre de 2015

Pitemos a Piqué y aplaudamos a Obaka-Ikea


Al parecer lo de Piqué ya es "moda oficial". No sorprende que la gente que va a un campo de fútbol haga cualquier estupidez. El otro día sin ir mas lejos casi se cargan a un niño con unas bengalas, hace poco un bárbaro que había "quedado" con otros para pegarse fue asesinado, pero venga... vamos a comentarlo. 

El magnífico ex-jugador Alfonso Pérez nos daba lecciones de españolidad preguntándole a Piqué por qué no dice "me siento español y catalán" y asunto concluido. La verdad es que recuerda bastante la polémica sobre el boicot a Matisyahu, aquel cantante israelita que debía pronunciarse sobre los derechos del pueblo palestino (vaya usted a saber por qué) Siguiendo la misma línea argumental cuando venga Bruce le preguntaremos que le parece Guantánamo o a cualquier árabe que le parece la matanza de Charlie Ebdo. 


Vale. A partir de ahora se deberá demostrar una españolidad fuera de toda duda para vestir "la roja": haber leído los episodios nacionales (todos) de Pérez Galdós será un punto a favor, beso al escudo tras cada gol, dos, y tener una foto en el pueblo con la bandera detrás del sofá, tres. 



Hagan una encuesta y pregunten si Marcos Senna se sentía muy español, si el esquiador Juanito, antes conocido como Johann  Müehlegg  era un castizo de La Mancha (pero nacido en Baviera) o si el corredor de 110 vallas (Orlado Ortega) tiene acento cerrado de Cádiz o aún le queda un poco de su Habana natal. Por si alguien desconoce el caso lo acabamos de nacionalizar para ganar una medallita que haga que España suba como la espuma en los próximos Juegos Olímpicos. Cuando le pongan el himno seguro que llora de los recuerdos, eso sí, de los dos últimos años, que le trae. Y a Ikea (Obaka, ver video) y Miratovic también se les ponen los pelos de punta. Hemos ganado el Eurobasket brillantemente dirigidos por el "español" Scariolo...  Sigo???


Creo que  no... que en el fondo les importa un pito. A todos. 

Pero venga...  doble moral. Ahora hay jugadores que por su procedencia (Catalunya) son sospechosos y han de demostrar un amor a España que no se les requiere a los nacidos en Cuba, Brasil o cualquier otro rincón del universo. Sus medallas son buenas, son españolas. Pero Piqué es malo. Y a Cesc que hace unos años se atrevió a celebrar un triunfo del Barça con una estelada y tuvo que pedir perdón como si hubiera matado a un niño que le pregunten también. Y puestos a pasar por esta máquina de la verdad "española" que lo hagan con todos los catalanes y vascos seleccionados que son unos cuantos. Ánimo. A ver que equipillo les queda como el chisme empiece a pitar (que extrapolando los resultados electorales estaría sobre el 50%). Porque la última pregunta debería ser: ¿si hubiera selección catalana/vasca y española y pudiera elegir, con cuál jugaría? Miedo. ¿No recuerda un poco a la inquisición?

Pero si Piqué dijera que no, y Puyol, Cesc y todos los catalanes que ayudaron a ganar las Eurocopas y el  Mundial..  que harían? ¿Y si le pitara a Gasol? Eso no!!!!! 

¿Prefieren quedar eliminados en octavos pero con su españolidad intacta? Francamente no lo creo, porque las medallas de cubanos que llevan dos años en España las celebran como si fueran de Valladolid. 

Señores, los deportistas de élite son deportistas PROFESIONALES. Juegan donde pueden y mejor les va para sus intereses profesionales. TODOS. Y todos cobran. SIN EXCEPCIÓN. 

Y los directivos de las Federeaciones saben que les juzgan por sus medallas y no por el origen de los medallistas. Así que les importa un pito toda esta historia.  

Pero si los cuatro descerebrados de turno se divierten pitando a Piqué que lo hagan. No creo que a él le afecte mucho. 

Si tanto problema es, que no los convoquen por catalanes malos, de esos independentistas, y los sustituyan por 3 de La Habana. Eso sí que sería una España plural. 


15 de junio del 2016

Mi post de hace un año ya no tiene sentido. 

Piqué a conseguido ser español a todos los efectos marcando un gol de cabeza para "la roja". Además su hijo estaba en la grada con la camiseta de la selección y hasta ese ESPAÑOL que defiende a la patria de verdad lo abrazó para celebrarlo. Seguramente hasta le dejará que hable con su familia en catalán como recompensa. 



Igual algún merengue-español tiene que ir al psiquiatra (Roncero ya debe estar allí) pero al final bien está lo que bien acaba. Ya es ESPAÑOL. Con mayúsculas, negrita y cursivas. 

Asunto arreglado... o no??? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario