Recíbelo por mail

jueves, 10 de marzo de 2016

Ada Colau y el ejército.

Ada Colau ha decidido que en lugar de ejercer de alcaldesa de Barcelona sigue con sus mitins. Esta vez el lugar fue el "Saló de l´ensenyament" afeándoles al Ejército su presencia, para así demostrar que es muy cool, pacifista y progre.

Cuando leí la noticia pensé que en cierto modo llevaba razón, que no hay que mezclar educación y ejército  hasta que una compañera de trabajo me hizo notar que "es el salón para enseñarles a los niños - los dos tenemos hijos en esta edad de decidir hacia donde encararán su futuro profesional - cuales serán sus opciones laborales en  el futuro"


O sea que, en el fondo, la Sra Colau quiere privar a los niños de una salida profesional. Me da absolutamente igual que le parezca bien o mal que haya ejército, porque es una salida profesional legal, socialmente aceptada y que todos los países del mundo (menos 25, todos ellos estilo Haití, Andorra o Ciudad del Vaticano") tienen. 

No estaría mal recordarle a la Sra Colau que su partido representa (por votos recibidos) a un escaso 25% de los barceloneses, lo que debería obligarle a ser más ecuánime, pero desde hace tiempo tenemos claro que solo piensa gobernar para ese 25%. Y como ese 25% es en su mayoría antimilitarista, al lío... y a hacerse la foto.  

No sé que es lo que le molesta la Sra Colau. ¿El ejército? ¿Que ejército y "ensenyament" estén juntos en el mismo recinto? ¿En la misma frase? 

Simplemente creo que era una oportunidad más para sacar a pasear esa retórica hueca de la nueva izquierda con frases grandilocuentes como "el ayuntamiento ya ha pedido a la Generalitat que no se mezcle el Ejército con la enseñanza para potenciar espacios educativos libres de armas" (sic) Cualquiera que oyera esto pensaría que los colegios son campos de batallas y que en el "patio" hay que esquivar granadas o tanques. 

Supongo que la nueva izquierda no quiere que los niños sepan que hay una cosa que se llama ejército y que es una salida profesional tan digna como cualquier otra. 

Sospecho que Barcelona en Comú desconoce que el ejército hace, en su mayor parte, labores sociales diferentes a ir pegando tiritos por ahí (y creo que el futuro del ejército, además de estar preparados por si hay una guerra, debe ser cada día más el de realizar esas labores sociales donde sea necesario) 

Entiendo que Ada Colau quiera que los niños vivan en un País de Nunca Jamás, en que todo sea perfecto, en que las peleas sean con chuches contra el Coronel Garfio y que todo el mundo sea bueno (menos Garfio claro) . 

Me ha venido a la memoria el mítico cartel de los U.S.A reclutando jóvenes para su ejército. A Colau le hubiera dado un pasmo!!! 

Prefiero que mis hijos estén bien informados y decidan libremente, aconsejados pero por ellos mismos, cual es su mejor opción en ese mundo laboral que en breve se abrirá para ellos. Y el ejército es una opción, le guste o no a la Sra Colau. 

Y que conste que a mi no me gustaría para mis hijos. 

Y para acabar, un poco de humor  









1 comentario:

  1. yo creo que el ejercito es necesario y que la señora es una maleducada

    ResponderEliminar