Recíbelo por mail

miércoles, 2 de marzo de 2016

El debate de investidura

Mira que me gusta la política, la discusión, meter cizaña y esas cosas. Y me he dado cuenta que no he he hecho un post sobre las elecciones si no me falla la memoria. Así que hoy me he sentado en el ordenador dispuesto a escribir sobre ese momento solemne: el debate de investidura. 


 Como tengo el vicio de trabajar no he podido verlo en directo (creo que aún sigue pero vamos..), así que he llegado a casa y me he puesto con los periódicos digitales.

Pues no. No me lo puedo tomar en serio. Lo siento. 


Para empezar todo es un disparate porque presentarte sabiendo que no vas a sumar tiene su guasa (especialmente si viene de alguien que le dijo "usted no es decente" al anterior presidente pero no le hizo una moción de censura, aunque fuera para perderla) y seguiremos con que me parece un insulto que intenten hacernos creer que negocian en serio. 

Pedro Sánchez ya hizo ayer su mitin del debate de investidura (no sabe hacer otra cosa) y dijo grandes cosas de esas que dice que son tan genéricas que nadie sabe que quiere decir.

Y hoy tenemos a Rajoy con uno de sus lapsus (estudio neurológico ya!!!) diciendo que "lo que nosotros hemos hecho ha sido engañar a la gente" y utilizando lenguaje del siglo XIX para demostrar que es lo más rancio del universo (el "Bálsamo de Fierabás", "colarla de Matute" o "Rigodón con cambio de pareja"), a Pablo Iglesias besándose (dándose un pico) con Domènech, que lo había hecho muy bien al parecer, y sacando a colación a Felipe González "tiene las manos machadas de cal viva" relacionándolo con los GAL (mira que han pasado años) en un claro intento de caerle bien al PSOE, a Patxi llamando Pablo a Pablo, y Pablo recriminándoselo "no sabía que nos íbamos a tutear Patxi", pero eso sí, el se pone a dar picos por ahí, que eso sí es formal. 



A Patxi (Dios, un presidente del Parlamento tuteando a un líder político) metiendo bronca pero siendo incapaz de conseguir que los suyos se comporten y contando dentro de los 3 minutos de Pablo Iglesias los dos que no le dejaron hablar. 

Los espectadores de lujo, esos sindicalistas a los que solo les faltaba la cerveza mientras oían atentísimos el debate... que mirará esa buena mujer en su mano... 


Y ahí me he quedado. Porque me he dado cuenta de 3 cosas: que llevo el pelo largo, que esta semana no he ido al gimnasio todavía y que hay fútbol a las 21.00, así que me voy a cortar el pelo, aun ratito al gym y luego a ver si el Madrid pringa otea vez. 

Del debate de investidura.... ya miraré los memes mañana!!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario