Recíbelo por mail

miércoles, 11 de noviembre de 2015

La sobreactuación (política)


Hay pocas cosas que me molesten más en la vida que alguien que sobreactúe: da igual que sea un actor, un compañero de trabajo en la cena de Navidad o una chica en la cama. 


Las sobreactuaciones me resultan falsas, molestas, pesadas, difíciles de digerir. 


Hace poco me preguntaban como no había escrito un post sobre lo que está pasando en Catalunya tras la elecciones. Lo pesado que fui en el pre-27S y lo "destrempat" que estoy ahora. 

Y es que todo lo que ha pasado desde el 27-S me parece lamentable (por las dos partes, pero esta vez más por la parte independentista que por la unionista) y sobre todo SOBREACTUADO. 

Las declaraciones solemnes de independencia, de ruptura y desconexión con España, anunciadas a bombo y platillo, las negociaciones entre la CUP y JPS, teatrales, los recursos presentados al constitucional (por triplicado porque cada partido tiene que presentar el suyo para "marcar perfil propio"), las reuniones del Rey y Rajoy, las declaraciones en los periódicos que le hacen pensar a uno que esto está al borde de la Guerra Civil. 

Hoy mi querido "El País" tiene a bien hacer una entrevista en la calle en la que prácticamente el 100% estaban "muy preocupados" por el independentismo (y menos uno todos eran unionistas claro, como quedó claro en las elecciones) Curioso porque en el trabajo hablamos más de Benzema... 

Mirar los titulares del El País, la Razón o El Mundo hacen que empiece a hacer las maletas para irme de Catalunya, porque van a entrar los tanques o por fin llegará el Apocalipisis Zombie. 

Y todo esto me aburre. 

En lugar de esperar a que se forme un gobierno en España (viejo o nuevo), se vaya con el 48% de votos que sacó el independentismo en las urnas y se negocie (con toda la legitimidad) un referéndum en el que España nos ofrezca su plan para integrarnos y los independentistas la ruta del "camí a Itaca" estamos metidos en este circo. 


Y me repugna casi la sorpresa o la satisfacción del partido popular viendo a lo que hemos llegado. O no se lo esperaban (grave) o lo esperaban y ya les va bien (peor) 


Así que prefiero empezar a ver Fargo, que me han dicho que está muy bien!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario