Recíbelo por mail

martes, 3 de noviembre de 2015

Mis 100 primeras entradas (posts)




Hace poco más de un año decidí que vehiculizaría mis ganas de escribir en esto que se llama blog. 

Un blog parte de una idea narcisita y egocéntrica, de la premisa de que tienes algo interesante que comunicar y de que otros seres vivos van a perder su tiempo en leerlo/leerte. 

Confieso que me pareció terrible. No el ser un "egocéntrico narcisista" si no el mostrarlo al mundo sin ningún tipo de pudor. Me imaginaba entrando en una reunión de egocentristas anónimos y diciendo "Hola, me llamo Fernando y he escrito un blog porque creo que mi opinión le importa a los demás". Los otros egocentristas me contestaban "Hola Fernando" y bajaban la cabeza pensando "pobre infeliz, es como nosotros".


Así nació el blog con la unión de mis ganas de opinar y  mi ego liberado que, en un mecanismo de defensa, me decía, "escribe, escribe, que no te va a leer ni el Tato"

Antes de empezar, leí varios artículos (perdón posts) sobre "cómo hacer que tu post triunfe" y no he aplicado ni uno solo de sus consejos. Lo hago prácticamente todo mal: mi blog no trata de un tema concreto con lo cual no tendré como seguidores a locos de las motos o a locas de la cocina infantil (o al revés, que nadie se enfade), no escribo con la regularidad exigida (quizás esto es lo que hago mejor) y no me meto en otros blogs para interaccionar con mis "colegas bloggers" para que así me lean y me citen. Además mis lectores (básicamente mis amigos de facebook) tienen muy poca tendencia a darle al "share" lo que limita mis posibilidades de convertirme en un fenómeno "viral".


La clave, sin embargo, me la dio una amiga que cuelga (colgaba, porque ahora está feliz como una perdiz y necesita sentirse desgraciada para escribir) posts muy poéticos, profundos. Tenía un seguimiento "aceptable", como el mío, hasta que colgó un post super-tonto pero en el que muchíiiiisima gente se podía ver reflejada. Pues nada, post viral. 60.000 visitas en lo más simplón que escribió. 

Así que una vez que mi ego, tras interminables sesiones de psicólogo, todas de pago, entendió que no tenía la gracia requerida o que no era lo suficientemente insustancial para convertirse en fenómeno viral y le dejó de preocupar cuantas visitas tengo. 

La verdad es que hasta ahora ha sido divertido: que te feliciten y que te critiquen, que te ignoren, que te sigan.. toda una experiencia, y gratis!! 

Cuando reviso mis posts (que podríamos dividir en política, deporte, sociedad, medicina y relaciones sociales/mundo de la pareja) creo que se ha sido terriblemente injusto con algunos que se han leído muy poco y de los que estoy muy orgulloso y otros más tontos han triunfado el triple...


Los 10 más leídos los podéis ver en el lado derecho de este post... Si me tuviera que quedar con alguno de ellos lo haría con el de Teresa Forcades como "post serio" y con el de "Las víboras" como post "ligero"

Pero tengo otros hijos que también quiero mucho, así que me gustaría homenajear a mis 5 post favoritos que han quedado fuera del top 10, en un momento auto-bombo y auto-exaltación:

1) La estética del desamor 
http://fercereto.blogspot.com.es/2015/05/la-estetica-del-desamor_17.html

2) La primera vez
http://fercereto.blogspot.com.es/2015/03/la-primera-vez.html

3) Un niño en la playa
http://fercereto.blogspot.com.es/2015/09/un-nino-en-la-playa.html

4) La amistad erótica
http://fercereto.blogspot.com.es/2015/01/la-amistad-erotica.html

5) Están tocando nuestra canción.
http://fercereto.blogspot.com.es/2015/03/estan-tocando-nuestra-cancion.html




Colgado el post 100...  a pensar en el 101!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario