Recíbelo por mail

viernes, 10 de junio de 2016

Como ligar. Como fichar a un 9.

En la vida el 90% de lo que nos pasa se puede explicar con alguna referencia al fútbol porque es un deporte que es una metáfora de la vida.  Si quieres ligar con una chica, imita lo que hacen los clubs de fútbol cuando quieren fichar un 9.


Este magnífico vídeo nos demuestra que la vida es fútbol. No os lo perdáis. Genial.



No sé si mi post de hoy es una comparación, una metáfora o una alegoría pero ahí va.

Premisa: ligar con una chica es como fichar a un 9 (delantero centro en la prehistoria) 

El Madrid quiere fichar este verano a Lewandowsky. Y dicen que solo lo quieren fichar a él. Hay unos 300 delanteros centros jugando por estos mundos de Dios, 20 de ellos de muy buen nivel. 

Pero no, ellos quieren a Lewandowsky. Lo explican en la prensa, se lo dicen a su afición, al propio jugador y, evidentemente, se entera todo el mundo,  hasta el club que lo tiene en propiedad.


Pongo de ejemplo al Madrid porque en el Barça no tenemos ni un duro y quedaría poco creíble. 

Pueden pasar dos cosas:

1) El club y el jugador se aprovechan de que estás caladito por sus huesos y se suben a la parra. El Bayern te pide 100 millones de euros y el jugador un sueldazo de 15 millones anuales. Lo fichas pero te arrruinas. Mal negocio. 

2) No llegas a un acuerdo y te encuentras a 15 días de empezar la liga sin delantero centro y buscando entre esos jugadores que no te llamaban la atención. O te quedas sin o te quedas con uno que no te gusta porque los otros 9 buenos ya están pillados.

Así que si quieres ficharlo a un precio asequible y no correr el riesgo  de quedarte colgado hay que tener en la recámara a Diego Costa, Messi, el Kun Agüero o Oubameyang. Messi es el farol pero también hay que dejar caer que podría estar interesado. Lo filtras a la prensa amiga y luego lo niegas. Marearlo es parte de la negociación. 



Con las chicas es igual. 

Con los chicos no lo sé, solo hablo de lo que conozco, y el Profesor Amor solo ha buceado en los mares de la caza femenina. 

Te gusta una chica (nuestro Lewandosky) Es la número 1 de la lista (sí, hay lista, si no ya has metido la pata)  y se lo demuestras de la forma clásicas: miraditas, watsapps, llamadas, cenas... 

La elegida. Esta es nuestra primera opción para 9. 
Y ella se siente deseada. Todo va bien. Pero cuidado, existe el riesgo de que "se venga arriba" y te empiece a mirar como una pieza de poco valor, un simple siervo a su servicio. 

Nuestra primera opción debe saber que es la primera pero... debe intuir que no es la única!!! 

Que si no está por la labor (tarda en decidirse, le hace ojitos a otro chico-equipo, está a punto de renovar con su anterior club-novio) puede perderte como club (perdón, como novio) 

Ahí está el secreto, que siempre vislumbre que puede perder el traspaso (perdón, relación) si se pone divina. 

Nuestra segunda opción.
No está mal... 
Siempre que hables (negocies) con ella debes negar que estás conectado (negociando) con otras pero tiene que estar mosca. Repito: intuir pero no saber. Que sufra un poco. 

Si te dice que no quiere cenar contigo que piense que existe una posibilidad real de que te vayas a cenar con otra. Vital. 

Todo son ventajas: irte a cenar con otras o simplemente chatear y ver que la cartera de relaciones no se acaba en la primera opción  relaja, rollo café con leche en Plaza Real. No hay nada más horroroso para ligar que un tío desesperado y eso se nota, así que manejar diferentes posibilidades te da una sensación de control del mercado y una seguridad en ti mismo muy sexy. 


Si tienes una amiga nivel top model (el equivalente a Messi), no dudes en invitarla a una cerveza a la que veas a tu 9 favorito despistado. Esa es una mano ganadora. Si puedes colgar una foto en las redes sociales (el equivalente a filtrar otro posible fichaje en la prensa) en la que se os vea juntos (importante, en una pose de superamigos para que puedas afirmar sin dudarlo que fue una inocente cerveza pero que ella es tu preferida) mejor que mejor. 

Una amiga así es una garantía de éxito. 
Así que en las pre-relaciones con una chica hay que tener muy claro el concepto de que no se pueden meter todos los huevos en el mismo cesto. Tened siempre un plan A, plan B y plan C. 

Supongo que todo lo que os he explicado, sobre todo a las chicas, os parecerá basura (bullshit) pero no os equivoquéis. El Profesor Amor es todo romanticismo y, en el fondo, todo es una táctica para aumentar las posibilidades de acabar en los brazos de su amada, rodeados de velas, recitándole poesías, susurrándole canciones de amor y durmiendo en sus brazos después de hacer el amor de forma tántrica y holística, sin dejar de mirarse a los ojos. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario