Recíbelo por mail

viernes, 8 de mayo de 2015

Más libros del 2015.

La fiesta de la insignificancia. Milan Kundera. 2014



La fiesta de la insginificancia
Con Kundera tengo un problema. Me maravillan sus libros, su forma de escribir, como construye una historia sea de un suceso cotidiano  o extraordinario, pero me quedo con la sensación de que no he entendido la historia, de que se me escapa algo. Creo que quiere decir más de lo que consigo entender. 

Acabo los libros pensando que he de comprármelo en papel (sí, soy de libro electrónico) para leerlo poco a poco. un capítulo y descansar, reflexionar y volverlo a leer. Subrayar frase por frase para intentar entenderlo del todo. 

La fiesta de la indiferencia es una historia que no tiene más que un par de días de recorrido y donde no pasa nada, absolutamente nada.

Simplemente hay que disfrutar de la peculiar forma de dibujar los personajes, en especial su personalidad, y de describir las situaciones que oscilan entre lo cotidiano y lo grotesco.

Muy del "mundo Kundera", tenemos las referencias al ombligo de la mujer aunque sin duda me quedo con una reflexión que nunca me había hecho: lo extraordinario que puede ser para una mujer un hombre que le provoque esa "indiferencia" en contraposición con el hombre arrollador que la empequeñece. 

No es "La insoportable levedad del ser" pero se disfrutan cada una de sus páginas.

Eso sí, creo que no lo he entendido del todo...  Habrá que releerlo. 


Caribou Island. David Vann. 2011



Caribou IslandLo peor de empezar a leer un  escritor por su mejor libro es que los demás te dejarán un sabor agridulce. Vas de bajada. Si con Kundera me pasó, más aún con David Vann.

El tipo (David Vann) me da pena porque tanto su Sukkwan Island como el Caribou Island están basados en hechos autobiográficos y, por decirlo de una manera suave, alegres no son. En este caso todo gira respecto a una familia desestructurada, a un matrimonio a punto de desintegrarse en la tierra natal del escritor (Alaska). Por cierto que tras leer el libro nadie iría allí más que de fin de semana o con intenciones suicidas.

El personaje principal es una cabaña que la pareja debe construir con sus propias manitas en Caribou Island y que hasta yo entiendo que es una metáfora del matrimonio, un símbolo de su desastrosa vida en común y de la vida de cada uno por separado.


No llega a ser tan claustrofóbico ni sorprendente como su "primo hermano" Sukkwan, así que si no habéis leído nada de David Vann id a por Sukkwan Island y salvo que quedéis absolutamente deslumbrados, dejadlo ahí.



EL proyecto esposa. Grame Simsion. 2013

El Proyecto Esposa
Recuerda a varios libros del mismo estilo como "El curioso incidente del perro a medianoche" por ejemplo.

Nos habla de la forma de enfrentarse a la vida y al amor de Don Tilman, un genetista afecto del síndrome de Asperger (está incluido dentro de los trastornos del espectro autista). Sin ser un experto seguramente infraestima el impacto de la enfermedad en la vida real y la convierte en una característica "maleable", como si fuera una pose más que otra cosa.

Quitando que el punto de vista sobre la enfermedad puede ser un poco frívolo el libro es muy divertido. Te ríes, mantiene tu atención, nos presenta a una co-protagonista, Rosie, que se hace querer desde el primer minuto y se acaba en un santiamén.

Recomendable como libro de entretenimiento, pero que nadie le busque un trasfondo filosófico.



La sonrisa etrusca. José Luís Sampedro. 1985. 

La sonrisa etrusca

Incluida en una "de esas listas" (Los 100 mejores libros en español de "El mundo"). Vale. Que queréis que os diga... es que me cuesta mucho leer un libro en el que hay que ponerse muuuuy tierno con el abuelo y el nieto.

Me fastidia que me digan "aquí te tienes que poner blandito, a punto de llorar". Así que, a pesar de que el libro está muy bien escrito y esas cosas, se me ha hecho largo, largo. Entre otros motivos porque hay cero intriga. Es ir pasando páginas, muy repetitivas y sensibleras, hacia un final previsible y lacrimógeno.

Pero como he dicho muchas veces comentando otros libros, a la gente con más empatía y sensibilidad que yo les encantará y les parecerá tierno y entrañable. Lo es, pero me parece todo demasiado "evidente".


No hay comentarios:

Publicar un comentario