Recíbelo por mail

jueves, 15 de enero de 2015

Por un partido de extrema derecha en España

A los que me conocéis os parecerá raro que abogue por un partido de extrema derecha fuerte en España pero lo argumentaré para intentar que veáis como yo esta necesidad. La idea de este blog salió en una conversación en el comedor del trabajo (gràcies Quim!). 

Primero intentaré definir lo que es "extrema derecha". San Wikipedia lo define como "término utilizado para designar movimientos con tendencias populistas que sostienen un discurso ultranacionalista, xenófobo y autoritario, en defensa exacerbada de la identidad nacional que no aboga por el mantenimiento de las instituciones y las libertades democráticas" aunque también explica que  "se declaran democráticos y sus electores, en ocasiones, no asocian a estos partidos con posturas reaccionarias y antidemocráticas"

En todos los países de Europa hay un partido fuerte de "extrema derecha" acompañados de varios de menor importancia, sumando entre todos un 5-10% de los votos. Esta cifra es una simplificación porque dependiendo de la fuente consideran o no a los partidos dentro o fuera de la extrema derecha pero lo que me gustaría dejar claro que es un porcentaje "significativo".  

En España, si no contamos a VOX (a la que yo incluyo dentro de los grupos de extrema derecha aunque no cumple 100% la definición) estamos por debajo del 1% de los votos, y contando a VOX por debajo del 3% (últimas elecciones Europeas)

¿Eso significa que en España no hay personas cuyo ideario esté en la extrema derecha? Evidentemente sí. Hace "sólo" 40 años del fin del franquismo y el "con Franco vivíamos mejor" aún está presente en muchas mentalidades. 

El problema es que al no estar representados por ningún partido político con posibilidades de obtener representación parlamentaria estos ciudadanos votan al PP porque es la opción política más afín con presencia en el parlamento, haciendo uso del "voto útil". 

Uno podría pensar que eso es positivo ya que así están representados por un partido mas moderado. No estoy de acuerdo. El problema deriva de que el PP recibe esos votos de ciudadanos que, en principio, son bastante más extremistas que ellos obligando a  que su postura se radicalice en ocasiones de forma escandalosa hacia la extrema-derecha por un simple cálculo electoral. El "problema catalán" en el que sólo hacen caso de la línea dura o el empecinamiento en intentar apoyar la Ley del Aborto cuando hasta la mayoría de sus votantes estaban en contra son dos claros ejemplos. 


Si el PP hubiera perdido un 6% de votos en las últimas generales (los imputables a la extrema derecha) no hubiera conseguido la mayoría absoluta. Ese y no otro es el motivo por el que el partido de derechas de España se comporta en ocasiones como de extrema-derecha, para no perder ese 5-10% de votos.  

Creo que para España (y Catalunya por la parte que nos toca) sería positivo tener un partido de extrema-derecha que liberara a la derecha moderada (con frecuencia en el gobierno) de poner en práctica políticas que no corresponden con la mayoría de los ciudadanos del país. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario