Recíbelo por mail

viernes, 4 de diciembre de 2015

Robin Scherbatsky

Estoy enamorado. Hace tiempo. Sin remisión. De Robin Scherbatsky

Robin Scherbatsky

Lo peor es que mi amor no es hacia un ser humano, que viene a ser lo normal, si no hacia Robin, o mejor, la idea de mujer perfectamente imperfecta que encarna ese personaje de ficción. Me doy cuenta de que mi amor no es compartido, al menos de momento, pero no pierdo la esperanza.

Para aquellos desgraciados que no sepáis quien es Robin Scherbatsky haré un breve resumen: es la protagonista de la serie de situación ("sitcom" en inglés) "Como conocí a vuestra madre" (HIMYM). Es un error habitual creer que los protagonistas de la serie son Ted Mosby o Barney Stinson. Pues no. Es Robin. No sigo porque lo de hacer de spoiler está muy feo (aunque la serie acabara hace 2 años) 

Robin Scherbastky

Me he dado cuenta, hablando sobre ella, de que no es que yo esté enamorado de Robin, es que también le gusta a mi hijo adolescente y a todas las mujeres con las que lo he comentado, independientemente de que se definan como heteros 100%, heteroflexibles, flexi o sapisexuales. 

Pero he aquí la pregunta del millón: ¿Por qué nos gusta Robin? Y la respuesta es fácil. Porque es un poco tío. Sí, lo siento, ser "un poco tío" es un "must" que nos pone cachondos a los hombre heterosexuales y, al parecer, a las mujeres heteroflexibles.  

Robin Scherbatsky

Es evidente que no es lo mismo "ser un poco tío" estando que te rompes que siendo una chica normalita. En una mujer guapa son 1.000.000 puntos adicionales. 

¿En qué consiste ese punto masculino? En que hace con feminidad cosas que están ligadas al rol masculino: bebe hasta emborracharse si hace falta, es competitiva, es directa, tiene miedo al compromiso,  no quiere tener hijos, es libre, no se vuelve tonta al ver un niño en un cochecito y es despreocupadamente activa sexualmente y libre, pero a la vez destila toda esa inseguridad que a los hombres nos vuelve locos. Saber que tras ese cuerpazo y ese aspecto arrollador hay una mujer que necesita que la cuiden y la mimen es lo máximo. Y poder hablar con ella de todo, un placer. Para las nuevas generaciones incluimos el dominio de la Play. 

Igual el concepto puede ser tildado de machista y retrógrado pero a mi me gusta mimar a  mi pareja, que tenga esa femenina fragilidad (sin pasarse) pero con esas formas de mujer arolladora.

Robin ScherbatkyAquí muchas mujeres, sobre todo las que no hayan visto la serie, ya se habrán llevado las manos a la cabeza y me estarán psicoanalizando imaginando todo tipo de traumas en mi infancia. Les invito a que vean la serie y se enamoren también de ese concepto. 

Yo llevo años enamorado de esa idea de mujer y de cualquier Robin que pueda aparecer por mi vida. Y si tiene esos ojos... mejor. 





Y Bruce expresa mejor que yo lo que se siente cuando tienes la suerte de encontrarte una chica así. 

"The Fever" 









No hay comentarios:

Publicar un comentario