Recíbelo por mail

lunes, 29 de junio de 2015

Como "convencer" a los antivacunas. El reto.

Entre mis colegas (y más aún fuera de mis colegas) he recibido algunas (pocas) críticas por mi petición en change.org de solicitar  la obligatoriedad de las vacunas en la población infantil. Es verdad que he recibido infinitamente más muestras de apoyo de personas (profesionales y no profesionales)  que están totalmente de acuerdo.  La petición sigue ahí y ya llevamos casi 120.000 firmas. No está mal.

Que conste que la crítica era, entre los profesionales, solo por el concepto de obligar. Unanimidad en vacunar. Prefieren vencer que convencer. Me parece bien pero mi escepticismo es máximo... 

Tras un "bajón" del tema de las vacunas al pasar unos cuantos días del contagio del niño de Olot hemos sufrido un "repunte" del interés por su desgraciado fallecimiento. Nuevos artículos en prensa, televisión, etc. Pena que la causa sea tan triste. 

Hoy sin ir más lejos una compañera de trabajo me ha pasado el link de un artículo de "El Mundo" llamado "Así seducen los antivacunas". Interesante. Explica porque una mentira sin base científica ha calado en la sociedad. Algo harán bien y nosotros mal cuando la mentira parece verdad y la verdad parece mentira (al menos para algunas personas)  

Hay dos cosas que hacen bien:  el marketing y contar mentiras pero siempre poniendo rostros humanos.

Os paso el link del artículo de "El Mundo"  para que sepáis de que hablo.

http://www.elmundo.es/salud/2015/06/12/5579d3a9268e3e21118b45a0.html

Lo que nos viene a decir el artículo es que los grupos antivacunas seducen a la población básicamente con dos discursos: el del miedo y el "storytelling", o sea el "cuenta cuentos".


1. Discurso del miedo: 





Venga, hay que decidirse: a qué le tenemos más miedo, a las enfermedades que previenen las vacunas o a sus efectos secundarios.

La comunidad científica lo tenemos claro: a las enfermedades 

Pero el grupo de los "antivacunas" lo tienen claro: vamos a minimizar las enfermedades y vamos a aumentar los efectos secundarios para conseguir nuestro objetivo.

Los antivacunas: "Las enfermedades que previenen no son para tanto" 

El discurso del miedo está basado de forma paradójica en la propia eficacia de las vacunas.

Las enfermedades que previenen las vacunas en gran parte están erradicadas y, por lo tanto no se les tiene miedo porque ya nadie conoce a una persona que ha muerto de difteria o de  polio. Son enfermedades de "abuelas" que, según ellos, también habrían desparecido "por las mejoras higiénicas de la sociedad"

Frase de Teresa Forcades: "la difteria es una enfermedad en que la mayoría de enfermos solo tienen unos días de dolor de garganta y se les pasa" Eso sí, detestada Teresa, con un 10% de mortalidad.

Francamente me parece inaceptable dejar que vuelva  una enfermedad como la difteria que puede convertirse en epidémica  y que tiene un 10% de mortalidad.


Pero para ellos es "un simple dolor de garganta". Y por qué arriesgar a vacunar a tu hijo si es una enfermedad menor. 


Por lo que dicen los libros la polio era una enfermedad terrible (y eso que la forma "mala" solo afecta a un 1-5% de los afectados) Pero a ese 1-5 % les podía ocasionar la muerte o secuelas que les amargaban durante el resto de la vida. Disfrutad con una de las mejores novelas que he leído: Némesis de Philip Roth, que trata de  la ultima epidemia de polio en Estados Unidos.


Pero la reducción no fue por la vacuna... fue por la mejoría de las medidas higiénicas. Seguro.... 

Aquí hablo de las dos enfermedades prácticamente erradicadas en nuestro medio. No les tenemos miedo porque no las hemos sufrido. 

Podríamos hablar de otras en las que ha caído en picado su incidencia como la meningitis o el sarampión pero no es la idea del post empezar con datos y discusiones. Y aquí también venden que son enfermedades benignas y que para el sistema inmune de los niños es bueno pasarlas. 


Los anti-vacunas :"Los efectos secundarios de las vacunas son inaceptables"

El artículo de "El Mundo" junta teorías que entiendo que den miedo a los padres como el autismo, la diabetes con otras que son tan minúsculas que casi hacen reír comparado con los beneficios que reportan: que pueden "dar fiebre" o "que les duelen" 


Y como si quitamos algún caso puntual, diríamos que extraordinario,  de niños que han tenido algún efecto secundario de alguna vacuna (mucho menos que la penicilina, que la amiodarona o que cualquier antineoplásico)  no tienen ninguna base científica lo justifican todo con el segundo punto: la teoría de la conspiración. 


Los efectos secundarios dan miedo. Pero simplemente son... ¡mentira!.


2. Teoría de la conspiración. 

Para crear una "teoría de la conspiración" hay que tener un "archienemigo": la industria farmaceútica. 


Cualquier dato que les presentemos está comprado por ellos. Cualquier dato que ellos no tienen es porque la industria no ha dejado que se haga ese estudio. Es caro y a nadie le interesa... 


Y es imposible rebatirle a nadie este segundo dato. Los puedes inflar a estudios, meta-analísis y evidencia científicas. Todo está falseado. Así es imposible discutir con nadie. 



Mi experiencia "discutiendo"con los anti-vacunas





Desde que hice la petición en change.org y salí en los medios me han contacto una decena de personas anti-vacunas. Algunas simplemente recriminándome el concepto de obligatoriedad pero algunas amenazándome, incluso con "arruinar mi carrera profesional".

He intentado discutir, razonar, explicarles el por qué son buenas las vacunas pero no es posible por la teoría de la conspiración y porque se quedan con el caso dramático y concreto en lugar de los miles y miles de vidas salvadas. 


Recurren a artículos sin ningún peso científico (la mayoría en revistas pseudomédicas) y las malinterpretan, siempre ven un indicio de que son lo peor. 

No entienden que en medicina hablamos de probabilidades. Si vacunas a 1.000.000 de niñas de la difteria y a 1.000.000 no, llegarán más niñas sanas y salvas a los 18 años en el grupo de las vacunadas. Y así con todas las vacunas. Y esto sirve para las neumonías tratadas con Penicilina: igual 1 paciente entre 1.000.000 fallece de un shock anafiláctico, pero se habrán salvado 100.000 que hubieran muerto sin tratamiento antibiótico ¿Que preferimos?




Pero a pesar de que tenemos razón me decía mi compañera esta mañana que igual es verdad que no la sabemos expresar, que no transmitimos. 

Pude ser, pero os paso unos pósters, links y vídeos que lo contradicen. 

Pero hay personas a las que no se puede convencer de que esto no es un montaje y que si he perdido una tarde haciendo este post en lugar de ver una peli es porque creo que las vacunas son algo maravilloso para la sociedad y no porque la industria me haya comprado para contar milongas. 


Un "póster"



Un par de videos: me encantan, especialmente el segundo (no lo he encontrado subtitulado) 








Y un montón de links "made in Spain"que lo dicen todo clarito.... 


http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/06/01/556c76c7ca4741f1798b458d.html

http://vozpopuli.com/next/63413-no-hay-un-debate-sobre-las-vacunas-de-la-misma-manera-que-no-lo-hay-sobre-si-pegar-a-las-mujeres

http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/201506/23/joseantoniobastos-201506220846.html

http://www.huffingtonpost.es/jennifer-raff/queridos-padres-os-estan-_b_5159548.html

http://www.taringa.net/post/salud-bienestar/18747156/10-mitos-sobre-las-vacunas-y-10-hechos-sobre-la-vacunacion.html?fb_ref=Default

http://www.bebesymas.com/salud-infantil/los-laboratorios-ganan-mucho-mas-dinero-haciendo-jarabes-para-la-tos-vitaminas-y-reconstituyentes-que-con-las-vacunas-entrevista-a-carlos-gonzalez-ii

No hay comentarios:

Publicar un comentario